dijous, 5 de març de 2015

Dia Internacional de la Dona 2015




Amb motiu del Dia Internacional de la Dona 2015 la biblioteca del MuVIM  vol commemorar el primer centenari de la creació de l'Associació de professores i alumnes de la Institució per a l'Ensenyament de la Dona, el reglament es va editar a València en 1915. Per això reproduïm el text del llibre d’Ana Mª Reig Ferrer El compromiso social de un político krausista: Rafael Albiñana y la Institución para la Enseñanza de la Mujer de Valencia. (València, 2012), pp. 99-101.
 

            “En 1915 se creaba la Asociación de profesoras y alumnas de la Institución para la Enseñanza de la Mujer, una iniciativa que partía de su secretario, Juan Antonio Oliver, y de su presidente, Rafael Albiñana. El objeto de esta Asociación, tal como se establecía en su Reglamento era «Acostumbrar a las asociadas a la práctica del ahorro, inscribiéndose, al efecto, en el Instituto Nacional de Previsión, a fin de constituir una dote infantil al llegar a los 25 años, o formar una pensión para la vejez a cada una de ellas». Se pretendía crear una sociedad de socorro mutuo, mediante la cual se ayudaran mutuamente en caso de enfermedad o fallecimiento, además de estrechar los vínculos de amistad y compañerismo entre ellas. En el reglamento se establecían las obligaciones y derechos de los socios, el gobierno y la administración de la Sociedad.

            La Asociación se constituía, además, para colaborar en la medida de lo posible en el espíritu de la Institución, trabajando para mejorar la situación social, intelectual, moral, jurídica y económica de las mujeres. Para llevar a cabo las actividades previstas se establecían unas juntas de sección, entre las que cabía señalar: beneficencia, enseñanza, biblioteca circulante, higiene, arte y excursiones, reforma social y la posibilidad de ampliarlas cuando las circunstancias lo exigieran.
Arxiu Diputació València

            Cada una de las secciones se describía de la siguiente manera: 

a)    La sección de «Beneficencia» tenía por objeto ayudar y socorrer a los necesitados, cualquiera que fuera la religión que profesaran o las ideas políticas que tuvieran, confeccionando vestidos para las mujeres pobres y sus hijos o para los recién nacidos de madres obreras. También debían facilitarles una colocación adecuada a sus necesidades y aptitudes, vigilando y evitando que no las explotaran.
b)    La sección de «Enseñanzas» era la encargada de gestionar el establecimiento de escuelas para cocineras, planchadoras, enseñar a remendar ropa usada, cuidado y asistencia a enfermos, ancianos y niños.
c)     La sección de «Biblioteca circulante» tenía como objetivo difundir la cultura entre las mujeres. Para ello debían adquirir una biblioteca propia, independiente de la existente en la Institución pero, mientras se formaba, podían utilizar aquella. Los libros podrían prestarse, previo recibo de los mismos. El fondo bibliográfico, que constituiría la nueva biblioteca, debía tener carácter educativo, científico, industrial, artístico y de fondo moral.
d)    La sección de «Higiene», se encargaría de trabajar para evitar el alcoholismo, combatir la plaga de la tuberculosis y procurar la protección y asistencia de las mujeres pobres embarazadas, en sus últimos meses y en el puerperio, además de difundir hábitos de limpieza, aseo y pulcritud.
e)     La sección de «Arte y excursiones» se encargaría de organizar conferencias artísticas o literarias, visitas a los museos, a monumentos artísticos o arqueológicos, audiciones musicales, cursos breves, viajes y excursiones.
f)      La sección de «Reforma social» sería la encargada de procurar el acceso de la mujer a todos los empleos, carreras y profesiones para las cuales se considerara apta; además de velar y conseguir que las mujeres obtuvieran la misma remuneración que los hombres, sin diferencia de sexo, elevando de esta manera la condición de la mujer. Pero, sobre todo, debía encargarse de luchar por la reforma del Código civil, para conseguir la igualdad de sexos ante la ley. También debían preparar a las mujeres para que en su día pudieran gozar del derecho a elegir y ser elegidas.

            A través de estas secciones se llevaba a la práctica el espíritu krausista de la Institución y se abrían los lazos de solidaridad hacia todas las mujeres.”
 
Rafael Albiñana va ser president de la Diputació de València des de desembre de 1909 fins a maig de 1911, passant després a ser president-rector de la Institució per a l'Ensenyament de la Dona de València, fent amb la seua gestió més gran si cap aquesta institució. Una institució subvencionada per la Diputació de València i l'Ajuntament de la ciutat. Una entitat pionera en l'educació de la dona, en la defensa dels seus drets i en la de l'associacionisme femení.